THE FATE TALES
SAGARÍS, año 945.

Tras dos mil años de historia, la capital de la joven Oligarquía de Aelthim se yergue como una urbe cosmopolita y en auge. Nudo de rutas comerciales, la Revolución Industrial ha expandido y transformado la estructura de la ciudad, haciendo de ella uno de los lugares más poblados del mundo conocido.

Sin embargo, la prosperidad y la riqueza de la metrópolis se nutre de la explotación. El nuevo proletariado se encuentra subyagado bajo un gobierno que apoya la industrialización, en el que el puño de la burguesía se apoya para perpetuar la situación.

¿Estás dispuesto a tomar parte en un mundo preparado para la lucha y el conflicto? ¿Estás dispuesto a tomar las riendas de tu destino?


EL CONTENIDO DE ESTA WEB SE ENCUENTRA BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS. EL EQUIPO ADMINISTRATIVO PUEDE RECURRIR EL USO INDEVIDO DEL MISMO, SIEMPRE RESPETANDO Y RESPALDANDO LA AUTORÍA DE SUS CREADORES.

___________


FORO DISEÑADO PARA FUNCIONAR EN

Google Chrome
STAFF





PERSONAJES DEL MES



CLIMA
• ESTACIÓN PLUVIAL •

- Duración: 16 semanas
- Diosa: Nastorae
- Precipitaciones: 850 mm.
- Máx. /mín. temperatura:
Diurna: 35/22ºC
Nocturna: 28/21ºC
POSTEADORES
DEL MES
Los posteadores más activos del mes

ÚLTIMOS MENSAJES
Últimos temas
» Encuentros entre collares [libre]
Mar Nov 20, 2012 12:12 pm por Adhael N. de Harik

» Encuentros en la foresta (Adhael N. de Harik & Thimothée Boucher)
Dom Nov 18, 2012 5:49 pm por Thimothée Boucher

» RPG Our Solemn Hour · Afiliación Élite
Jue Nov 15, 2012 6:37 pm por Invitado

» Zayd Nasser [En construcción]
Dom Nov 11, 2012 10:31 pm por Zayd Nasser

» WOD Blood [Afiliación elite]
Mar Nov 06, 2012 6:34 am por Wodblood

» Ira y sin razón [privado]
Lun Nov 05, 2012 9:50 am por Zuneiy Xeniris

» Orai Parethu
Vie Nov 02, 2012 5:29 pm por Ciro Orestes

» Registro de Avatar
Mar Oct 30, 2012 12:09 pm por Adhael N. de Harik

» Registro de Apellido
Mar Oct 30, 2012 12:08 pm por Adhael N. de Harik

FOROS
HERMANOS
AFILIADOS
DESTACADOS
Compañeros

Thorek Vrygzas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Thorek Vrygzas

Mensaje por Thorek Vrygzas el Dom Oct 14, 2012 3:22 pm

• CENSO DE AELTHIM •

Thorek Vrygzas
Raza: Arkad
Sexo: Masculino
Edad: 27
Ideología: Movimiento Obrero
Religión: Ekrahetismo
Diezmo: Compartido


Habilidades: Ekrixinesis, Cuerpo potenciado.
Lugar de Nacimiento: Krasnó
Nacionalidad: Aelthim
Clase social: Media-Baja
Orientación sexual: Heterosexual
Descripción Física


Rasgos faciales

Cabello: Castaño aunque más bien claro, un poco ondulado si lo deja crecer demasiado pero es liso al tacto y bastante maleable paro es por eso mismo que parece no tener un orden ya que simplemente se suele adaptar solo y él únicamente lo peina con sus dedos. No muy largo, solo un poco, lo suficiente para no serle molesto y para prescindir de cuidarlo o arreglarlo.
Ojos: Pequeños, de apariencia ligeramente rasgada y de un color que roza en un verde no muy profundo.
Otros: Suele no estar muy serio, por lo que su rostro siempre tiende a verse relajado o en dado caso a sonreír aunque sea levemente. No es inexpresivo, de hecho suele ser bastante transparente por culpa de sus gestos, pero no es sin embargo, algo que le afecte demasiado pues aunque puede mostrar sus emociones libremente, también sabe qué emociones debe mostrar en el momento. De mandíbula marcada, cejas cuidadas casi sin quererlo, labios no demasiado grandes y sin dejar de lado que sus rasgos aún son jóvenes… en general su rostro es lo suficientemente armónico.

Rasgos generales

Altura: 1.76m
Complexión: Ligeramente atlética pero si muy resistente. Sus músculos no son predominantes precisamente por su complexión sin embargo, no por que no se vea quiere decir que no esté ahí. Suele hacer ejercicio y también resistir increíblemente bien hacer trabajos duros o pesados.
Piel: Como lo es común con los de su raza, su piel es pálida pero no demasiado al menos en su caso como para ver algún rasgo enfermizo, cuando suele estar mucho en el sol o expuesto al calor, hay de inmediato un sonrojo en su rostro aunque es muy leve.
Vestimenta: Generalmente suele vestir como todos los que están en su mismo nivel, no hay algo que destaque de más. Usa telas resistentes por que le gusta ser práctico, nunca va de colores demasiado claros a menos que vaya a una celebración o reunión que no implique algún trabajo pues como es natural, lo que él menos desearía sería echar a perder algo que tanto trabajo le cuesta tener. Suele usar botas todo el tiempo ya que no le gusta el calzado abierto sin embargo, tiene una afición extraña por ir descalzo desde niño, al punto de ahora caminar sobre terrenos adustos sin serle la diferencia. Pantalones largos de colores muy oscuros siempre y en ocasiones se le apetece usar un chaleco sobre su ropa, aunque cuando lo hace es porque son días más frescos.
Otros: En su mano izquierda ajusta un brazalete de tela color marrón rojizo como un recuerdo para sí mismo. No usa otra clase de adornos, tampoco tiene ningún tatuaje ni usa más prendas porque se siente incomodo cuando tiene demasiadas de ellas encima. Tiene algunas cicatrices en la espalda y otras cuantas en el pecho, también tiene unas pocas en los brazos pero estas parece que han logrado casi desaparecer por completo, en general con el tiempo han mejorado bastante pero se pueden ver todavía.
Descripción Psicológica
Hay algo en Thorek que siempre por alguna razón, te hace confiar en él o en todo caso, pensar en que puedes aprovecharte de él (este ultimo es un error muy grande para quien lo intente); algo que la gente cuando crece y cuando ve tantas cosas tan oscuras va perdiendo cada vez más hasta que al llegar a ser adultos, ya no existe en ellos: Inocencia. Por supuesto que esta inocencia que tiene no es para nada igual a la que tiene un niño, Thorek ha vivido mucho más que uno de ellos, pero esencialmente es lo mismo. Thorek es una persona gentil y amable, de alguna manera su presencia suele ser muy refrescante para alguien entristecido o sin ánimos pues generalmente se preocupa del bienestar de quien esté a su alrededor y tiene una capacidad para hacer sentir seguras a las personas cercanas. Es servicial, no busca atención de maneras empalagosas pero si es bastante cercano con aquellos que logre él considerar un amigo o un familiar, con ellos se da la libertad de corregirlos y de dar su opinión aunque no sea pedida pues si la siente necesaria, la expresará sin embargo por el motivo de darle a esa persona una vista más amplia de su dilema.

Sabe ganarse la confianza de la gente en general, jugando un poco con su personalidad flexible pues a pesar de tenerla muy marcada, es bastante versátil en los buenos sentidos. Trabaja bien bajo presión y de igual forma si tiene un montón de tiempo para pensar… pero honestamente le va mejor con lo anterior, así que también es de esas personas que dejan las cosas para el último minuto. Aquella inocencia de la que hablo, te permite ver a un muchacho que lejos de ocultar sus intenciones verdaderas, es uno que es bastante transparente con lo que afirma decir que son sus sentimientos, sean o no éstos 100% reales. Pero que esto anterior no se confunda con la hipocresía, él no sabe hacerlo ni tampoco le gusta, pero a falta de saber mentir completamente, usa otra clase de recursos como esperar la pregunta indicada y simplemente asentir o negar sea el caso necesario. No tiene una personalidad muy dominante, al menos del lado tirano, pero si es difícil ignorarle una vez que él decide hacerse presente pues su manera de hablar demuestra que sabe acomodar las cosas para un convencimiento. Es muy moderador, sabe entender diferentes partes pero su sentido de justicia siempre se inclinará por aquel que demuestre que su punto es completamente necesario y que facilitará las cosas para todos.

El muchacho es bastante hogareño, le gusta lo casero, crear con sus manos lo que sea que se le ocurra con aquella extraña creatividad con la que nació para hacer las cosas. Aunque extraña siempre que esta en Sagarís a su “familia”, pasar tiempo a solas tampoco lo desaprovecha, le gusta hacer ejercicio y si se siente muy cansado, al menos suele leer un poco. Trabajar para las familias ricas no le hace sentir maravillado en lo absoluto como es de esperar, pero sabe que es necesario y también importante. Es bastante cuidadoso con lo que dice y hace frente a estas personas que “se creen dueñas de sus acciones” como dice él, puesto que perder su trabajo lo metería en un serio problema… no solo económicamente hablando. Su religión muestra un poco en claro sus ideales, él cree que no debería importar la casa donde naces, que todos tienen un mismo valor y capacidades para aportar al mundo, además de que una vida simplemente no puede valer más solo porque tiene más dinero en sus manos, incluso la idea le parece ridícula, su pensamiento es que ese dinero lo han trabajado en realidad otras personas humildes y que no ven más que un porciento ridículo de lo que deberían de ganar.

Los insultos hacia él no suelen tener una carga ofensiva mayor, no suele enfadarse ni tampoco tenerlo en cuenta realmente. Ha escuchado cosas terribles pero debido precisamente a su mencionada “inocencia” –a falta de palabra mejor para describirla- conserva cierta temple que aprendió viviendo solo, y sabe que contestar a una fuerza negativa solo traerá problemas para él y para nadie más, así que lo deja pasar pero no porque no pueda con ello… sino porque a pesar de tomar actitudes que se considerarían algo poco serias, Thorek es muy inteligente y también increíblemente maduro. Él es una persona leal, comprometida y trabajadora, sin embargo, no deja que sus malas condiciones se dejen ver fácilmente –emocionalmente hablando-, cuando trabaja suele, si bien, no ser increíblemente serio, al menos sabe comportarse; cuando esta con amigos o “familiares”, en cambio, es muy relajado y bastante expresivo, confianzudo. Thorek en su interior es un niño pero eso solo lo demuestra con quien es más cercano, es un niño que sabe comportarse como un adulto joven y responsable, idealista.
Historia
Thorek nació en una casa muy humilde sobre un día que no recuerda ya. Sus padres tampoco los recuerda bien pues su madre se había ido una vez que hubo nacido y su padre lo habían dejado desde pequeño al cuidado de sus abuelos paternos, y es de hecho las amables sonrisas prevaleciendo ante las adversidades de los ancianos, lo que sí recuerda bien de esa época tranquila e inocente. Seguramente tendría unos 6 años cuando el pequeño techo que era su casa empezó a derrumbarse entrada la noche, siendo tragada por suaves pero devastadores brazos de fuego, que sin piedad alguna, consumieron completamente el pobre lugar que con tanto esfuerzo a pesar de lo pequeño y sencillo, había costado a su familia hacer. Había sido todo demasiado rápido como para poder concebirlo incluso después de haberlo visto, pero naturalmente sería uno de los recuerdos que más recordaría el resto de su vida pues fue ahí que su abuelo murió al no poder salir de la casa a tiempo. Su abuela en cambio, aunque salió le había costado terribles quemaduras de las cuales a pesar de la ayuda y cuidados de una vecina que fue en su ayuda, terminó por no sobrevivir. Thorek siendo pequeño y herido, quedó solo una segunda vez.

Aquella vecina cuidó de él poco tiempo pues no tenía el dinero suficiente para alimentar a otro más además de su familia; después de todo, eran gente igual de humilde que el resto. Aquella mujer intentó localizar por un tiempo al padre de Thorek para aunque fuese informarle sobre lo que había pasado con sus padres pero la verdad era, que parecía que había desaparecido completamente. Fueron varias veces en las que Thorek inevitablemente se sintió que estorbaba, o no tan bienvenido como la mujer deseaba pues no era tonto, y sabía que no pertenecía a ese lugar. Tanta fue la presión y la tensión en aquella casa por su presencia, que un día entre alguna discusión familiar, incluso la gente que vivía cerca se dio cuenta de lo que ocurría por los gritos. Thorek se volvió un niño muy solitario, pasando más tiempo fuera que dentro de aquella casa y alejándose incluso de la gente del pueblo caminando largo rato para pasar tiempos mucho más extensos a las orillas del río de Saar, no haciendo más que mirar a ninguna parte y perderse para olvidarse del hambre y de dar molestias. Fue tanta su soledad en aquel tiempo que no volvió a hablar ni con él mismo, su voz se vio guardada y su presencia se volvió una que apenas te hacía darte cuenta de que él estuviera ahí por lo silencioso que era. Fue cuando las horas que pasaba en el río se volvieron horas cuando un día simplemente él también decidió desaparecer.

Más o menos a los 7 años, y sin que nadie notara su desaparecimiento hasta algunos días después, él se adentró en un camino desconocido que lo llevaba siempre cerca del río pues lo usaba para saber por donde ir sin perderse. Su mirada se volvió algo temerosa al principio pero sus pies descalzos lo fueron alejando de manera inevitable del lugar donde alguna vez tuvo un hogar y debió cambiarla gradualmente a una más indiferente cuando se dio cuenta de que no tenía otra opción que adaptarse a ese entorno extraño. Empezó a intentar subir a los arboles para dormir, no logrando más que raspones y moretones los primeros días, poco a poco sin embargo, le fueron doliendo menos hasta que logró aprender a trepar y subir arboles bastante altos con rapidez. Comía de las bayas que los animales pequeños comían y bebía del río acercándose con confianza de estar solo. Thorek entonces se volvió parte de ese ambiente, sobreviviendo muy a penas por su cuenta e ingeniándoselas para hacer trampas más adelante tanto para cazar pequeños animales como para saber si había personas rondando. Vivía en cualquier árbol alto y cuando había unos cercanos, era capaz de caminar por ellos en silencio para no perturbar el entorno. Su contacto con la civilización fue una reducida, las únicas veces que veía a otra gente, solo era cuando veía entre las ramas a las personas cruzar los caminos dirigidos a Sagarís o cuando los bandidos hacían ruido y él se acercaba esperando hasta la noche para robar un poco de pan muy de vez en cuando, parecido a un animal y aprovechando su silencio natural.

Su vida fue así por largo tiempo, 5 años más o menos (hasta sus 12 años). Incluso su aspecto claramente desnutrido no iba de acuerdo con la agilidad que se presenciaba cuando subía algún árbol, pero su ropa ahora oscura por la suciedad, le tapaba con celo su mal aspecto físico. Una de aquellas noches, cuando durante el día no había podido probar más que algunas bayas al punto de ser nefastas, se acercó de la misma manera cautelosa que lo hacía siempre a donde sabría que podría encontrar algo de comida, con los forajidos. Se mantuvo callado y sin moverse de su lugar hasta que el mutismo general se hizo presente, y fue cuando supuso que sería la oportunidad para adentrarse. Con aquel silencio fantasmal que le caracterizaba y esa rapidez instintiva que había aprendido a tener, se acercó cubierto solo por las sombras recorriendo alrededor del lugar en busca de lo que había ido a tomar. Sin embargo, antes de que hubiera puesto sus manos sucias y pequeñas en alguna sobra de pan, el silencio se cortó con una voz grabe que empezó con amenazar su vida si tocaba algo.

Como solo una vez había tenido miedo en su vida, relacionó ese sentimiento con el sobresalto que había recibido, escondió su mano rápidamente y se dio la vuelta para encontrarse con un hombre bastante alto y atemorizador que le apuntaba con una extraña arma que nunca antes él había visto. Hubo un momento en que creyó que iba a morir, cuando el hombre le golpeó tan fuerte en el cuerpo que sintió que todas las fuerzas que tenían le hubieran abandonado.

A Thorek lo mantuvieron cautivo hasta el día siguiente, cuando salió el sol y ya no estuvo inconsciente como para poder hablar y responder a las preguntas que fueran hacerle antes de seguramente asesinarle. Pero había un problema con él, pues no había hablado durante años, se había enmudecido por lo que cuando le entrevistaron nunca pudo decir palabra alguna. Le golpearon terriblemente cuando se negaba a contestar algo hasta que uno de los jovenes ahí presentes tomó valientemente la palabra para defenderle. Diciendo que el chico era mudo y resaltando el aspecto que tenía en ese entonces… un cabello largo y castaño pero sucio hasta parecer de otro color y ropas que le quedaban ya sueltas pero cortas por lo que había crecido y adelgazado, como también sus uñas largas y piel maltratada por la intemperie, planteó la idea de que más que un busca-problemas o un chico que se creía tan listo para robarles… solo era un niño igual de expulsado de la sociedad como lo eran ahí todos por ahora. Los hombres de lo pensaron bien pero al final y con desconfianza aceptaron su presencia siempre y cuando no se volviera un estorbo, que nadie lo cuidaría y que si no seguía el ritmo tampoco lo esperarían.

Aquel hombre joven que decidió interceptar por él lo tomó del brazo y se lo llevó hasta el río donde lo limpiaría y le cortaría el cabello y las uñas. Tras aquello, le dio algo de alimento el cual Thorek no tuvo más remedio que comerlo todo, pues tenía tiempo ya de no comer nada más sustancioso que un puño de frutillas. Aquel joven hombre que sería apenas algunos años mayor que él y que podría ser su hermano, era un Kirathí, y pacientemente, fue quien cuidó de él y el que le enseñó la Ekrixinesis.

Su adolescencia la formó ahí junto con los forajidos en aquel inseparable silencio que le envolvía desde su llegada. Su silencio incluso al caminar le hicieron merecedor de un nombre propio entre los hombres y las mujeres que compartían su vida ahí en esa comunidad, “Fantasma”, con ese nombre era que le llamaban y él atendía. “Fantasma” se crio y aprendió con esa mente tan pura que tenía un montón de cosas de aquella vida, tenía una increíble manera de aprender porque no había otra cosa que le preocupara ni su actitud era dominante… todo lo contrario. Las únicas veces que se negaba a hacer algo era por timidez o porque ponía demasiado en riesgo su vida, así que se dieron cuenta de que no era ni tonto… ni que tampoco aquel rostro distante que tenía no era porque le faltaran emociones.

El habla la recuperó más o menos hasta los 18 años cuando poco a poco fue necesitando expresar más sus sentimientos respecto a tantas cosas que se fueran presentando. En esencia era que aunque estaba a gusto con la vida que tenía pronto la estadía ahí se vería interrumpida. Su aspecto menudo y joven de Arkad fue el instrumento ideal para adentrarlo en Sagarís, además de que eran consientes de su personalidad y sabrían que podrían confiar en que no arruinaría el trabajo que le mandarían a hacer, uno como informante y actos de reconocimiento… un espía o guardia que pudiera estar en contacto con información de manera directa en cuanto ocurriera.

Aunque aquel trabajo inicial fue evolucionando, Thorek terminó asentándose en aquella ciudad trabajando arduamente en una cosa y la otra mientras pudiera estar informado de lo que debiera. Su intención siempre fue involucrarse con la gente importante pero ya que era un desconocido y era muy joven, tuvo que hacer muchos sacrificios para encontrar una familia adinerada e influyente con la que entrometerse, una que pudiera darle información de primera mano y lo acercara a otras personas aún más importantes que esta. Al final pudo entrar de sirviente en una de ella más o menos cuando tenía unos 20 años y ahí, tiempo después, cerca de los 24, con la intimidad de la familia ganada en gran medida, pudo mostrar sus habilidades físicas de manera “casual” y demostrar que a pesar de ser un Arkad, podría hacer algo más… como convertirse en una clase de guardaespaldas o protector de confianza. Eso era lo que buscaba, un trabajo que lo mantuviera todo el tiempo bajo una sombra de cual sacar provecho. Actualmente sus ingresos provienen de aquel trabajo, y el otro trabajo… bueno, lo hace todavía, manteniendo contacto con aquellos que cuidaron de él.
Otros Datos
• Sobre su habilidad de Ekrixinesis, no suele usarlo o si lo llega a usar sería en muy pequeña escala a menos que sea necesario pues usarlo de más, según él, suele provocarle dolor de cabeza. El Cuerpo Potenciado en cambio, si lo usa hasta gastar su resistencia natural y se sobre esfuerza, naturalmente le provoca cierta fatiga que le dura un rato en quitarse aunque esto es algo a lo que ya está más que acostumbrado, así que él mismo le resta la importancia. Igualmente como es común, tampoco llegan al nivel de las razas propia que dominan esta clase de habilidades.
• Su apetito suele ser bastante grande y también inconveniente. Siempre después de usar por largo rato sus habilidades, suele tener problemas para satisfacerse con porciones "normales".
• Aún sabe trepar arboles con gran facilidad.
• Es bastante bueno luchando cuerpo a cuerpo o con instrumentos afilados porque además de aprender bien en su juventud, de verdad es muy rápido y lo suficientemente flexible para escabullirse.
• Algunas veces suele desaparecer, es decir... sabe como escaparse.
• El apodo de "Fantasma" aún es conservado por quienes estuvieron involucrado con él en el pasado.
• Ni Thorek, ni Vrygzas son sus verdaderos nombre o apellido, pero como apenas recuerda algo de su niñez, él mismo se los ha inventado y se los ha puesto sin verle problema hasta ahora.
• No tiene un día de cumpleaños, de hecho suele decir que todos los días lo son.
avatar
Thorek Vrygzas
Arkad
Arkad

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 11/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Thorek Vrygzas

Mensaje por Ciro Orestes el Dom Oct 14, 2012 3:53 pm

Ficha Aprobada

Bienvenido a the Fate Tales


avatar
Ciro Orestes
Kirathí
Kirathí

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Religión : Decateismo, Dios: Riathoren.
Localización : Palacio imperial de Sagarís.
Empleo /Ocio : Gobernante de Aelthim, empresario textil.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.