THE FATE TALES
SAGARÍS, año 945.

Tras dos mil años de historia, la capital de la joven Oligarquía de Aelthim se yergue como una urbe cosmopolita y en auge. Nudo de rutas comerciales, la Revolución Industrial ha expandido y transformado la estructura de la ciudad, haciendo de ella uno de los lugares más poblados del mundo conocido.

Sin embargo, la prosperidad y la riqueza de la metrópolis se nutre de la explotación. El nuevo proletariado se encuentra subyagado bajo un gobierno que apoya la industrialización, en el que el puño de la burguesía se apoya para perpetuar la situación.

¿Estás dispuesto a tomar parte en un mundo preparado para la lucha y el conflicto? ¿Estás dispuesto a tomar las riendas de tu destino?


EL CONTENIDO DE ESTA WEB SE ENCUENTRA BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS. EL EQUIPO ADMINISTRATIVO PUEDE RECURRIR EL USO INDEVIDO DEL MISMO, SIEMPRE RESPETANDO Y RESPALDANDO LA AUTORÍA DE SUS CREADORES.

___________


FORO DISEÑADO PARA FUNCIONAR EN

Google Chrome
STAFF





PERSONAJES DEL MES



CLIMA
• ESTACIÓN PLUVIAL •

- Duración: 16 semanas
- Diosa: Nastorae
- Precipitaciones: 850 mm.
- Máx. /mín. temperatura:
Diurna: 35/22ºC
Nocturna: 28/21ºC
POSTEADORES
DEL MES
Los posteadores más activos del mes

ÚLTIMOS MENSAJES
Últimos temas
» Encuentros entre collares [libre]
Mar Nov 20, 2012 12:12 pm por Adhael N. de Harik

» Encuentros en la foresta (Adhael N. de Harik & Thimothée Boucher)
Dom Nov 18, 2012 5:49 pm por Thimothée Boucher

» RPG Our Solemn Hour · Afiliación Élite
Jue Nov 15, 2012 6:37 pm por Invitado

» Zayd Nasser [En construcción]
Dom Nov 11, 2012 10:31 pm por Zayd Nasser

» WOD Blood [Afiliación elite]
Mar Nov 06, 2012 6:34 am por Wodblood

» Ira y sin razón [privado]
Lun Nov 05, 2012 9:50 am por Zuneiy Xeniris

» Orai Parethu
Vie Nov 02, 2012 5:29 pm por Ciro Orestes

» Registro de Avatar
Mar Oct 30, 2012 12:09 pm por Adhael N. de Harik

» Registro de Apellido
Mar Oct 30, 2012 12:08 pm por Adhael N. de Harik

FOROS
HERMANOS
AFILIADOS
DESTACADOS
Compañeros

Theissen Assein

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Theissen Assein

Mensaje por Theissen Assein el Sáb Oct 13, 2012 6:39 pm

• CENSO DE AELTHIM •

Theissen Assein
Raza: Kirathí
Sexo: Masc
Edad: 25 años
Ideología: ecléctica
Religión: Decateísmo. Nethon: Metal. Guerra, militares.
Diezmo: Nethon.


Habilidades: Termoquinesis/Atherinesis/Crioginesis
Lugar de Nacimiento: Thelessea, Thorás
Nacionalidad: Thorás
Clase social: militar
Orientación sexual: Heterosexual
Descripción Física


Rasgos faciales

Cabello: Negro como la noche es ondulado y con tendencia a ser graso por lo que debe procurar limpiarlo y cuidarlo a menudo. Siempre lo lleva largo pero sin sobrepasarle ni llegarle a los hombros. En el frente, en su parte derecha lleva un fino mechón cogido con dos sortijas de escaso valor monetario pero de incalculable valor para él dado a lo que representa.
Ojos: Marrón oscuro, tan oscuro que parece negro.
Otros: Frente despejada, fino bigote bien rasurado y barba bordeándole la mandíbula con más presencia de pelo en la barbila.

Rasgos generales

Altura: 1,74,
Complexión: atlética, de músculos fibrosos y flexibles que le otorgan gran agilidad a la hora de moverse.
Piel: morena, muy morena, dorada.
Vestimenta: El uniforme compuesto por casaca y unos bombachos no muy holgados, así como un turbante; todo de beige y azul zafiro que son los colores de Sagarís. Cuando no está de servicio viste la ropa de cualquier persona de clase media y baja, más que nada para pasar desapercibido.
Otros: No tiene perforación o tatuaje alguno, los odia. En su torso porta dos cicatrices: una en el pecho y otra por su estómago. Ambas las lleva con orgullo. En su cuello porta un enorme óvalo de ambar única joya que se llevó de su casa al ser desterrado.
Descripción Psicológica
Las personalidades no son inamovibles y un claro ejemplo de ello es el propio Theissen quien pasó de ser un chico orgulloso, altivo y un tanto egoísta a ser todo lo contrario; a ser un chico altruísta, con claros ejemplos de tolerancia y respeto. Pasó de ser un chico que solo pensaba en él a ser un chico que antepuso las necesidades del resto sobre las propias. Y... ¿eso por qué? Se percató que siendo como era no llegaría muy lejos y por eso, empezó a cambiar no solo de forma de ser, sino de mentalidad y empezó a agarrar cosas de aquí y de allá con el fin de construirse una coraza que no le dañara. Lo que observamos de Theissen es un gran escudo que le protege para no sufrir cara el mundo y frente a la realidad. Tiene tanto rasgos negativos como positivos como cualquier kirathí pero los que más resalta en su día a día son los positivos, aquellos que le ayudan a ser mejor persona y mejor guardia de Sagarís.

  • Empecemos a desgranar su personalidad.

A sus diez años le inculcaron el hedonismo tanto como ideología como forma de vida y él lo siguió hasta que se percató que siendo tan egoísta no llegaría a ninguna parte y así fue como terció la ideología del hedonismo para compartir el placer, dar además de recibirlo. No le gusta que la mujer con quien esté no reciba placer, es más, lo odia. Odia a toda persona que abusa de esa forma de una mujer. Quien le enseñó le hizo egoísta pero él se negó a seguir de esa forma. Como kirathí que es le gusta exprimir las experiencias que recibe -sobretodo en la cama- y es señor del lema: Carpe Diem. Vivir el momento como si fuera el último aunque de esos pequeños momentos de la vida tenga pocos dado a la monotonía de la rutina misma. Cuando algo se sale de control o es diferenet decide que llegó el momento de disfrutar al máximo lo que la vida le ofrece y así poder atesorar esos pequeños momentos como auténticos tesoros en su mente. Así es como recuerda muchas cosas de su infancia.

Es un trabajador nato, el primero en saltar a obedecer sin rechistar una orden directa dada por un superior a él. Es sumiso en ese sentido y lo último que quiere es rebelarse contra la autoridad dado a su miedo a sufrir un castigo o peor aún, un nuevo exilio. A pesar de ser "autoridad" en el campo de la ley y ser una persona que debe hacerla cumplir no es un ser violento y usa la violencia como último recurso usando primeramente la conversación y el intentar llegar a un acuerdo con las partes sin recurrir a la misma. Sí, fue entrenado con el arte de las espadas desde pequeño pero era más una tradición que un modo de vida y, aunque se gane la vida siendo guardia el diálogo es la mejor forma de llegar al consenso y de resolver conflicos. Es paciente y tolerante por lo que está más dispuesto a esta forma de trabajar que muchos de sus compañeros y/o superiores. Igual habla con un proletario que con uno de los señores de las cinco familias; con respeto y honor, escuchando siempre ambas versiones y haciéndoles ver que camino pueden tomar para resolver sus conflictos. Si el consenso no llega es cuando recurre al uso pasivo de sus armas, amenazando y si eso todavía no es suficiente ya detiene a ambas partes; lo que le ha valido la enemistad de muchos pero, como bien dice él: "no soy juez para juzgar esta trifulca".

Por otro lado de cosas, sin embargo, es un cobarde y eso se demuestra cuando el gran secreto que lleva en su interior sale a la luz o tiene posibilidad de salir a la luz. No desea que lo que sucedió salga fuera de las tierras de Thorás y Kenás. Por ello es fácil chantajearle y amenazarle para que cumpla cometidos no del todo honestos. Y sí. Hace cumplir la ley pero, en silencio, se la salta por su propio bien o -lo que él considera que es su propio bien. Esta faceta de él solo la conocen unos pocos privilegiados y desea que nadie más la descubra por lo que siempre que anda así, suele cubrirse más de la cuenta para que nadie le reconozca. El sueldo de guardia le sirve para vivir pero para mantener un tren de vida medio aceptable (aunque lejos del antiguo esplendor) debe mantener un segundo empleo; un segundo empleo que le avergüenza pero sabe que está atado de pies y manos y que la rebeldía no es una opción. Pacífico y quizás imbécil pero se dejó enredar bien enredado. Aun a pesar de esto es una persona lista e inteligente y sabe lo que le toca así que apechuga y sigue adelante con lo que se le venga.

En cuanto al movimiento de los rebeldes y los kratoras contra las fábricas... es totalmente neutral. No opina respeto al tema. Si le dicen que debe proteger cierta familia de los rebeldes él simplemente obedecerá -como dijimos antes- y no pondrá objeción alguna. Nunca se planteó si lo que hacía la Alta Burguesía estaba bien o mal puesto que él fue un beneficiario de ese estatus durante su niñez y adolescencia y ahora que se encuentra entre los de clase media (más o menos) tampoco es que se quiera poner a opinar al respecto. Para él los rebeldes son un foco de problemas y, aunque intenta resolver los conflictos usando el diálogo con ellos es algo menos tolerante; les escucha menos que al resto dado a que perturban la paz de Sagarís. Es un ser pacífico pero hay varias cosas que le sacan de sus casillas como: el que un hombre abuse de una mujer y él tenga conocimiento; la violencia por la violencia sin fundamento ni razón, ya que no entiende el porqué lo hacen; además de la gente hipócrita y que se cree superior al resto... como el hijo bastardo...

Historia
El protagonista de esta historia no siempre se llamó como ahora, como tampoco tuvo el mismo estatus social. En un inicio fue alguien que tuvo la vida solucionada desde el mismo momento de su concepción pero, vayamos por partes. En Thelessea, el vigesimocuarto día de Nethon, o periodo pluvial, del año 920, nació un varón en el sí de la familia Akhilesh, una familia poderosa originaria de Kenás y establecida y asentada por seis generaciones en Thorás. Pero, ¿quienes son? Son una familia perteneciente a la nobleza del Imperio y por ende, sus riquezas se contaban por miles y sus posesiones son de incalculable valor. El cabeza de familia, Orssey, estaba casado con la bella Ethora, una joven noble de otra de las familias fuertes de Thorás residentes ellos en Mirthira. Ambos se llevaban unos quince años pero ello no fue impedimento para que pudieran vivir en paz y armonía el uno con el otro. La boda fue oficial y hubieron demasiados invitados -e incluso acudió gente perteneciente a la Oligarquía de Sagarís- como para poder contabilizarlos actualmente. Después de lo que pareció una eternidad, finalmente la jovencísima esposa dio a luz a un hijo fuerte y saludable a quien el padre llamó: Jassin y enseguida fue reconocido como Jassin Akhilesh.

Su infancia no tuvo penalidad alguna y, ajeno a las cosas que sucedían en el haren de su casa, jugaba divertido con todo lo que un niño podía exigir a esa edad. Una habitación enorme, atenciones prácticamente a pedir de boca y un ejército de criados a sus espaldas, hicieron de él alguien cuyo esfuerzo era abrir la boca y pedir. Su madre le daba el pecho y luego le dio de comer las papillas pues se negaba a dejar que otra mujer ocupara el lugar que ella ostentaba por derecho propio. Aquello produjo las primeras discusiones entre la reciente pareja dado al desacuerdo pues, según Orssey, su joven esposa estaba saltándose una de las más grandes tradiciones de la familia: dejar que el bebé fuera cuidado en su totalidad por una aya. Al final el hombre claudicó a los deseos inamovibles de su esposa y decidió no meterse dejando dicho que entonces, él se encargaría de la educación del joven Jassin y que ella no podría intervenir en el proceso. El pacto quedó sellado y, cuando el niño cumplió la edad, fue puesto bajo el ala de los mejores maestros y tutores para que aprendiera todo lo que debía saber mientras que él mismo se encargaba de enseñarle a usar una espada. Sí, los Akhilesh eran conocidos como nobles que se dedicaban a la militancia en cuerpo y alma recuerdo de sus comienzos en Kenás. Y era tradición que el padre enseñara al primogénito y así lo hizo él mismo con su hijo. La joven esposa estaba horrorizada ante esas prácticas pero nunca se pudo negar a ello debido al trato que años atrás firmara con su esposo. Así creció el joven heredero cultivando el cuerpo, el espíritu y la mente hasta que a los 10 años, le llegó una nueva educación: la educación del placer que dejaba las puertas abiertas finalmente a lo que serían las creéncias Hedonistas.

Ningún Akhlilesh había crecido sin tener experiencias a tan temprana edad y por ello el preadolescente fue sometido a lo mismo por una criada experimentada en el tema. Allí, después de las sesiones, observó a un joven que tenía sus mismos ojos pero era pálido. Enseguida apartó la mirada pues le dio bastante miedo. Aquellas clases medio a escondidas desarrollaron un sentimiento único y nuevo en el joven pre-adolescente empezando a sentir algo por aquella mujer muchos años mayor que él. A sus doce años su madre le llevó a la pequeña capilla privada que tenían en casa y le mostró una figura fabricada en ambar que representaba las dos esencias de la familia que conformaban su familia: los Akhilesh y los Mirthira -llamados así por pertenecer desde siempre a esa ciudad costera y portuaria. Ambas esencias eran la guerra y el comercio fundida en una figura que representaba el hedonismo de las mismas. Quedó tan extasiado que decidió proteger aquella figura con su vida si hacía falta y la joven Ethora le regaló el collar que porta hoy en día, un collar con una gran pieza de ambar incrustada en él y ajustada a su cuello. Pero ni uno ni el otro se percataron que un pequeño criado de la familia les había seguido y luego huído para que no le descubrieran pues, supúestamente, aquella capilla estaba prohibida al paso de los criados pero en su mente ya tejía algo... algo muy gordo. Algo que cambiaría la vida de Jassin radicalmente, en un giro de 360º.

Su vida transcurrió sin problemas salvo los habituales de quien comparte su vida con las espadas y de ahí le vinieron las dos cicatrices que ostenta en su torso; del puro entrenamiento. Su vida le parecía satisfecha durante su adolescencia. Contaba con los mejores tutores que un niño podía desear, las mejores atenciones por parte del ejército de criados a su disposición y, además, todos sus caprichos eran soliviantados por aquella criada que tanto placer le enseñaba. Tenían una relación extraña, de pupilo y maestra pero al mismo tiempo habían desarrollado algo entre ambos, algo más oscuro... algo que les llevaba a explorar otros campos que ella no solía investigar con sus "pupilos". Lo que no sabía Jassin es que esa joya en bruto, Arien, era la madre de un criado que tenía más o menos su edad y sus mismos ojos solo que más intrigantes que los propios. Esa relación de su madre con el hijo del amo no le parecía del todo bien, es más, le creaba repulsa y una noche, cuando su madre regresaba de acostar a Jassin la abordó en los jardines y tuvieron una acalorada discusión que llegó en acuerdo hora y media más tarde. Ambos se habían sincerado y ahora las cartas estaban sobre la mesa solo hacía falta esperar el momento idóneo para llevar a cabo su venganza. Para ello el joven criado debía ganarse la confianza del patriarca de los Akhilesh y sabía como hacerlo... solo era cuestión de tiempo. A Jassin la proximidad de ese criado a su padre le causó desde el primer instante que la descubrió, como algo malo, algo que no debía acontecer nunca y por ello, una tarde, intentó hacer recapacitar a su padre. Este accedió a alejarse del chico -o intruso como le llamaba su hijo- pero aun así, le dejó en claro que sí, era una hijo bastardo, pero era su hijo.

A sus diecisiete años la relación con la criada se enfrió debido a que Jassin había conocido a ua mujer atrayente en la corte del Imperio. Dado al interés de su hijo por la doncella Orssey decidió hablar en privado con el padre de la misma para acordar una boda que nunca se celebró ni se celebrará. Jassin ya era muy diestro con la espada además de con sus poderes y en la cama gracias a las enseñanzas recibidas y fue ese mismo año que entró a estudiar economía en Academia de Altos Estudios de Thorás. Allí coincidió con la que era su prometida y se hicieron inseparables relación que aprobó el padre de Jassin con muy buenos ojos... al contrario que el hijo bastardo que veía eso como una amenaza a todos sus planes. Era ya un chico inestable, rencoroso y malhumorado y Orssey había decidido mandarle a las caballerizas, bien lejos del edificio principal de aquella majestuosa casa. Y así fueron pasando los años hasta que llegamos a los 22 de nuestro protagonista a días de una boda que uniría todavía más a dos importantes familias del Imperio. Una noche de Eldanaida, en el primer entretiempo, el hijo bastardo se adentró entre las sombras a la capilla que tenía totalmente prohibido pisar. Al entrar se sintió abrumado a la par que poderoso. Sí, podía hacerlo. Aquella noche la familia en peso estaba fuera, celebrando la inminente boda en casa de la familia de ella así que podía urgar todo lo que quisiera pero no sería el momento, no. Necesitaba que al menos él -Jassin- estuviera en casa para así encajar la trampa que, si todo iba bien, le catapultaría al poder como heredero de los Akhilesh. Soldados que custodiaban el lugar estuvieron a punto de pillarle pero él logró esconderse repetidas veces maravillándose con lo que veía. Aquel pedazo de ambar tan bien labrado y que irradiaba tanta energía y sabía, por las malas lenguas, que esa estátua era la poseedora de la fuente de poder de la familia. Palabrerías todo.

-¿Qué es tanto ruido? -gruñó avalanzándose a la puerta de su dormitorio- os haré azotar a todos.
-Señor... sentimos mucho importunar su sueño pero... mucho me temo que tiene que venir a ver esto.
-¿Por qué debería? -cada vez estaba más indignado. No hay persona más cabreada que la que ha sido despertada sin razón aparente.
-Porque... pillamos a un criado en el templete, Señor.-Contestó quien parecía llevar la voz cantante.


A partir de ese momento el palacio fue un gran cúmulo de correrías, prisas, órdenes y gritos que terminaron por despertar a Jassin que se vistió pensando que estaban siendo atacados. Enseguida dio con la sala del trono y se acercó a su padre. Cuando fue informado traían ya al culpable que le miró con absoluto odio en la mirada pero su sonrisa... su sonrisa era escalofríante. Aquella mueca le dio escalofríos y tuvo miedo. Por primera vez lo experimentó. Nunca antes en su vida había tenido la necesidad de experimentar aquello; se había sentido a salvo entre los altos muros que bordeaban su casa. Ahora... ahora supo que el enemigo estaba dentro, dentro de los propios muros que conformaban su seguridad. El padre administró sentencia y todos pudieron volver a dormir; todos... menos Jassin quien le daba vueltas una y otra vez y lentamente se levantó para ir a ver el templete seguido de un soldado que portaba un fanalillo. Aquel lugar siempre le había aportado la seguridad y la serenidad que buscaba pero ahora... Se acercó a la figura y repasó el contorno con dedos temblorosos. Profanado. Un lugar santo profanado. ¿Hasta donde llegaría la codicia de aquel criado? ¿De aquel criado que tenía sus mismos ojos? Lentamente empezaron a pasar los días y el incidente a ser olvidado y finalmente, después de pasar un tiempo de cautiverio, fue libre y dispuesto de nuevo en las caballerizas pero Jassin siempre se hizo acompañar de un soldado fiel a su padre. Tenía miedo, mucho miedo. Y de un día a otro... todo se precipitó.

Lo que ocurrió en los siguientes días y semanas todo fue un cúmulo de cosas, acusaciones y reniegos pero lo único que supo es que aquello solo podía culminar de una forma: marchándose. Aquella noche, después que todos los acontecimientos se calmaran, habló largo y tendido que su padre explicándole todo lo que había ocurrido de cabo a rab y el padre le creyó y le entendió. Pero, ¿qué había ocurrido? El hijo bastardo quiso matar al hijo legítimo pues desde siempre le había odiado, había odiado ese estilo de vida que el otro llevaba... pero resultó ser que la víctima se convirtió en asesino. La madre del fallecido reclamó justicia, justo la mujer que enseñó a un niño de 10 años a perder su inocencia. Y el revuelo se alzó en toda la alta sociedad de Thorák y Jassin solo encontró un camino, una vía de escape, la huída. Se marchó de noche, poniéndose un turbante y ocultando en él su rostro. Se cambió sus lujosos ropajes por otros más austeros. Agarró sus armas y se las colgó de la espalda, cruzadas. Lo único que agarró de valor fue aquel collar que un día su madre le regalara de niño. Abandonó silenciosamente el lugar y se adentró en el puerto. Pagó billete y se embarcó hacía Aelthim mientras construía una personalidad distinta y una identidad ficticia. Es conocido como Theissen Assein, guardia de Sagarís. Aunque de escondido... puede que realice otros trabajos no tan... reconocidos pero sí, más remunerados.
Otros Datos
• Su ideología es ecléctica porque es un cúmulo de pensamientos personales y no se adhiere a ninguna de las presentes.
• La familia de su madre cree que el poder de los Kirathíes proviene del ambar.
• La familia de su madre se dedica a la realización de joyas de ambar.
• Las dos espadas que porta fueron un regalo de su padre.


Última edición por Theissen Assein el Miér Oct 17, 2012 12:56 pm, editado 20 veces
avatar
Theissen Assein
Kirathí
Kirathí

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 13/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Theissen Assein

Mensaje por Adhael N. de Harik el Lun Oct 15, 2012 5:50 pm

Vuelve a Postear aquí

cuando tu ficha esté terminada.


avatar
Adhael N. de Harik
Kirathí
Kirathí

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Religión : Decateísmo
Localización : Thaessí
Empleo /Ocio : ~Silencio~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Theissen Assein

Mensaje por Theissen Assein el Miér Oct 17, 2012 12:56 pm

Terminada *O*
avatar
Theissen Assein
Kirathí
Kirathí

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 13/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Theissen Assein

Mensaje por Ciro Orestes el Miér Oct 17, 2012 1:19 pm

Ficha Aprobada

Bienvenido a the Fate Tales


avatar
Ciro Orestes
Kirathí
Kirathí

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Religión : Decateismo, Dios: Riathoren.
Localización : Palacio imperial de Sagarís.
Empleo /Ocio : Gobernante de Aelthim, empresario textil.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Theissen Assein

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.